jueves, 10 de enero de 2008

Lección

Caminando por la inmensidad de un desierto, se encontró a una piedra sentada. Si, a el la idea de una piedra sentada también le habia parecido estúpida al principio, pero ahí esta el pedrusco y no cabía duda de que estaba sentado...

- Ermmm... Disculpa... ¿hola?

La piedra levantó la vista, era una piedra con recursos desde luego, y miró extrañada al sudoroso hombre.

- ¿¿¿QUE QUIERRRERRR???

La voz de la piedra era un sonido potente e inquietante, por lo que tardó un poco en reaccionar.

- ... eh, yo... estoy buscando la iluminación...

La piedra, con una expresión inmutable miró al hombre y después directamente al sol sin decir una sola palabra. El hombre miró por un momento hacia arriba y después negó con la cabeza.

- No, no, esa iluminación no, busco la iluminación espiritual, un estado de comprensión y sabíduría.

- ¿¿¿Y PORRR QUÉ ME MOLESTARRR???

- Porque eres lo primero que me encuentro después de llevar varios días vagando por el desierto, está claro que tú tienes algo que enseñarme.

El hombre se dió cuenta de que el estado de confusión de la piedra era total, pero su encuentro tenía que significar algo, ya no le quedaban provisiones y había soportado demasiado en aquel infierno para rendirse ante una piedra testaruda

- ¡¡Se que tienes algo que enseñarme!! ¡¡Y no me moveré de aquí hasta que lo hagas!! - Firmeza, paciencia, determinación, todas ellas eran virtudes que una piedra apreciaría.

Varias horas después el hombre yacía muerto abrasado por el calor del desierto, la piedra meditaba sobre la actitud de aquel extraño ser y poco a poco comprendió la vacuidad de una existencia inamovible.

Pensando sobre lo que había aprendido, la piedra se levantó y comenzó a andar.

6 comentarios:

EVA dijo...

menuda lección!!me has quedado sin palabras:P
Un besito

El bardo dijo...

Es la segunda vez que me sorprendes en este año, me encanto.
Cuidate.

PD: y si puedes escribe algun comentario a un tapon.

Lau dijo...

Me parecía que ibas a tirar por aquello de "encontrarse una piedra en el camino", "aprender de los tropezones" o algo así.

Muy buena salida. Nada previsible.
;)

Giaccomo Torchia dijo...

esta bien el relato, pero en el camino hacia la iluminacion tambien hay que tener una ferrea voluntad, al fin y al cabo no es mas que el equilibrio absoluto y no solo uno debe ser modelable como el agua sino tambien contante como la tierra.

Cuervo dijo...

Sin duda era una piedra de recursos...

Me ha gustado mucho el concepto de la piedra. A lo mejor parte de la iluminación consiste en saber que no hay que saberlo todo y que existen cosas innecesarias o sin explicación causal aparente. (Yo tampoco)
be water my friend

______________ dijo...

Muy bueno Javi y con un toque de sorperesa y moraleja que me ha encantado.

Ese concepto d ela iluminación y la revelación de la piedra es puramente "estilo y chispa" Javi.